SEGURO DE VIDA RIESGO

El seguro de vida que se encarga de garantizar o indemnizar todo o parte del perjuicio producido por la aparición de determinadas situaciones accidentales. 

 

Accidentes, por desgracia,  hay todos los días y a todas horas, ¿Te has planteado que pasaría si algo te llegara a ocurrir?

 

¿Has formado una familia? ¿Te has comprado una casa? ¿Alguien depende de ti?

 

Si? Entonces, asegura tu futuro, asegura tu vida.

 

Hoy en día que aseguramos todo lo material, lo económico,  lo que consideramos importante: el coche, la moto, la casa, nuestros bienes… pero nos olvidamos de lo más importante: a nosotros mismos.

 

 

 

Algunas razones por las que contratar un Seguro de Vida:

 

· Seguridad

 

No sabemos qué puede depararnos el futuro, pero sí que las desgracias ocurren cada día a nuestro alrededor. Hay cosas que no tienen solución, pero hay otras que pueden resolverse con dinero. Y el seguro de vida-riesgo proporciona un capital suficiente en caso de que surja el imprevisto de un fallecimiento o una invalidez.

 

· Mantenimiento de la familia

 

Es la principal causa de contratación, ya que cuando fallece la persona que proporciona ingresos a la familia es necesario continuar proporcionando sustento económico.

 

· Cancelación de hipotecas

 

El seguro de vida permite cancelar la hipoteca pendiente en caso de fallecimiento, para que el hogar pase a ser propiedad de la familia, sin obligación de seguir destinando una parte importante de su renta a pagar la mensualidad de la hipoteca.

 

· Últimos gastos

 

Cuando una persona muere hay gastos inmediatos, cuantiosos y urgentes, relacionados con el propio fallecimiento, y además puede haber préstamos pendientes, cargos en cuenta, tarjetas de crédito, etc.

 

· Impuesto de sucesiones

 

Tras un fallecimiento, Hacienda exige liquidar el impuesto de sucesiones que se deriva de la herencia. El dinero que proporciona el seguro de vida puede utilizarse para pagar el impuesto y poder conservar la propiedad.

 

· Estudios de los hijos

 

En caso de fallecimiento prematuro, el seguro de vida puede proporcionar el dinero suficiente para que los hijos sigan estudiando.

 

· Protección de personas dependientes

 

El seguro de vida permite dejar suficiente dinero para garantizar la independencia económica de los hijos discapacitados o de los padres ancianos en caso de fallecimiento del asegurado.

 

 

 

 

Qué garantías se pueden contratar en un seguro de vida?

 

El fallecimiento es la garantía principal en los seguros de vida-riesgo y consiste en el pago del capital garantizado, en caso de fallecimiento del asegurado, sea cual sea la causa, tanto enfermedad como accidente, aunque se pueden contratar más garantías complementarias a la de fallecimiento:

 

Fallecimiento + invalidez

 

La garantía más habitual consiste en el pago de un capital igual al garantizado en caso de fallecimiento si al asegurado le sobreviene una invalidez absoluta y permanente que le incapacite para la realización de todo tipo de trabajo remunerado.

 

Doble capital por accidente

 

Consiste en el pago de un capital igual al garantizado en caso de fallecimiento si el asegurado fallece por cualquier clase de accidente. Este capital se acumula al de la garantía principal de fallecimiento por cualquier causa, duplicándolo.

 

Triple capital por accidente de circulación

 

Garantiza el pago del capital en el caso de que el accidente que produzca el fallecimiento sea de circulación. No puede contratarse este seguro si no se ha contratado también el de muerte por accidente descrito anteriormente. Si el capital asegurado por esta garantía es igual al del seguro de muerte por accidente y, a su vez, igual al del seguro principal, se recibe el triple.

 

Fallecimiento dos cónyuges

 

En caso de fallecimiento simultáneo a causa de un accidente del asegurado y su cónyuge, se garantiza el pago de un capital adicional, que unido al de la garantía principal alcanza el doble del capital garantizado.

 

Dependencia

 

Se paga el capital garantizado en caso de que el asegurado quede en situación de dependencia, es decir, que no pueda valerse por sí mismo y dependa de otra persona para realizar los actos más elementales de la vida, como vestirse, asearse, moverse, alimentarse, etc.

 

Graves enfermedades

 

Se garantiza el cobro de un capital si al asegurado se le diagnostica una enfermedad grave de las indicadas en la póliza. Cada compañía puede cubrir distintas enfermedades, aunque las más habituales son: cáncer, infarto de miocardio, accidente cerebro-vascular, insuficiencia renal…

 

Invalidez profesional

 

Consiste en el pago de un capital igual al garantizado en caso de fallecimiento si al asegurado le sobreviene una invalidez total y permanente que le incapacite para la realización de su trabajo habitual.

Escribir comentario

Comentarios: 0